Los defectos de carrocería que te harán no pasar la ITV

Con la entrada de la nueva ITV, son muchas las dudas que han surgido sobre todo referente a los defectos de carrocería. La carrocería que no suponía grandes trabas con la antigua ITV, hoy son fuente de suspenso.

La importancia de la carrocería

La carrocería, además de un elemento estético es en la gran mayoría de los coches actuales, el propio chasis del vehículo. Sobre la carrocería se anclan los diferentes componentes del vehículo.

Además, en caso de colisión, los defectos de carrocería agravarán las consecuencias del impacto. Se trata de un elemento protector del coche muy relacionado con la seguridad vial. El buen estado de las puertas o los retrovisores son ahora motivos de penalización por ser elementos que pueden comprometer la seguridad del vehículo.

Los defectos de carrocería que penalizan

Para pasar la ITV con total seguridad, estos son los elementos de carrocería que deberás revisar. Si no están en buen estado serán considerados como defectos de carrocería que te harán no pasar la ITV.

Puertas y molduras

Uno de los ítems que se revisa en la nueva ITV son las puertas y las molduras. Comprobarán que las puertas abran y cierren correctamente. Para ello, revisarán que bisagras, manillas y montantes de la puerta estén en buen estado.

Las molduras para puertas y parachoques ofrecen protección de los laterales del coche y de los paragolpes contra golpes y arañazos. Tenerlos en mal estado será considerado como desperfectos de carrocería en la nueva ITV.

Cristales y espejos

Los cristales y lunas del coche deben estar en perfecto estado. No deben presentar grietas ni fisuras. Los retrovisores deben estar correctamente anclados al vehículo.

El parachoques

El parachoques es un elemento fundamental en la seguridad vial. Un mal anclaje del mismo al vehículo, así como golpes o daños como la detección de aristas vivas o cortantes serán considerados igualmente defectos de carrocería en la ITV. En accidentes con peatones, el parachoques es el elemento de seguridad vial más importante de nuestro vehículo.

Corrosión en la chapa

En anteriores post, hemos comentado la gravedad que puede suponer para nuestro coche que la carrocería presente corrosión. La carrocería es la capa protectora del resto de componentes del vehículo frente a terceros. Visitar el taller de chapa y pintura a tiempo reduce el coste de la reparación. Si la chapa presenta algún tipo de corrosión, nuestro vehículo no pasará la ITV.

Golpes y abolladuras

Los golpes y abolladuras evidentes son considerados faltas graves por lo que no pasaremos la ITV. Si has tenido alguna colisión, nuestra recomendación es que te acerque al taller de carrocería y lo soluciones. Ante golpes leves y rayones, dependerá de cada estación de ITV el determinar si ponen en peligro la seguridad. Puedes seguir nuestros consejos para evitar que aparezcan estas faltas leves en la carrocería del coche.

Nuestra recomendación es que antes de pasar la ITV te acerques a Carrocerías San Ignacio tu taller de chapa y pintura en Bilbao para poder solucionar a tiempo los defectos de carrocería. Asegúrate una ITV de 10.

¿Cómo prevenir los rayones de la carrocería del coche?

¿Eres de los que cuida el coche y aun así descubres pequeños arañazos en la carrocería del coche? Estos pequeños rayones son productos de sutiles abrasiones producidas por el arrastre de polvo acumulado.  Un ejemplo de cómo puede surgir estas molestas rayitas puede ser el dibujar con el dedo sobre la capa de polvo acumulado en el coche. El clásico “límpialo guarro” puede ser el origen de un arañazo en la carrocería del coche.

¿Cómo evitar los rayones del coche?

Limpiar el coche de forma regular

Ponernos como rutina lavar el coche una vez a la semana hará que el polvo depositado se minimice. A menos polvo acumulado, menor probabilidad de sufrir un arañazo en la carrocería del coche. Cuando más tardes en limpiar el coche, más difícil será eliminar la suciedad y aparecerán abrasiones con mayor facilidad.

Evita los túneles de lavados

Para unos mejores resultados, debes evitar los túneles de lavado. Los rodillos que los componen suelen ser muy ásperos para la pintura del coche y ocasionan arañazos en la capa superficial de la pintura. Además, los productos químicos que emplean suelen ser agresivos.

Secado por posado

Todos tenemos en mente la imagen de una persona sacando brillo al coche y frotando bien la esponja para limpiar el coche. ¡Cuidado! Las esponjas y paños pueden actuar como lijas finas si los arrastramos por la superficie del coche. Como expertos en chapa y pintura, os recomendamos utilizar la técnica de secado por posado. Humedece bien la carrocería del coche antes de empezar a utilizar esponjas y toallas. Con una toalla de microfibra deposita la toalla en diferentes partes de la carrocería, dejar que absorba la humedad y retírala.

¿Y sí ya tengo rayones en la carrocería del coche?

En función del nivel de daños, su ubicación y el número y profundidad de los rayones podemos optar por unas técnicas u otras. Nuestra recomendación es que acudas a un taller especializado de chapa y pintura profesional para que puedan hacerte una recomendación. Solicítanos presupuesto sin compromiso en Carrocerías San Ignacio, tu taller de coches en Bilbao, expertos en carrocería, chapa y pintura.

Cómo cuidar la carrocería del coche en verano

En verano con la exposición del vehículo al salitre del mar, el sol, la arena o los mosquitos puede dañar la carrocería del vehículo. Si no quieres tener que pasar por el taller de carrocería en septiembre sigue estos prácticos consejos sobre cómo cuidar la carrocería del coche en verano.

Reduce la exposición al sol para cuidar la carrocería del coche

En verano, nuestro vehículo está más expuesto al sol lo que puede deteriorar la pintura. Para cuidar la carrocería del coche, procura aparcarlo siempre que puedas a la sombra. Si no lo vas a utilizar y tienes posibilidad, déjalo aparcado en un garaje interior o una zona con tejavanas. De no poder ponerlo a la sombra, adquiere una lona para cubrir la carrocería del vehículo. El sol es uno de los principales elementos que producen el desgaste de la pintura, las molduras y gomas, los faros y pilotos y el salpicadero y la bandeja trasera de nuestro coche

Maten el coche limpio

Si eres de los que descuida la limpieza del vehículo, en verano, debes limpiar el coche con más frecuencia que en invierno. Para cuidar la carrocería del coche, no lo limpies cuando el coche esté especialmente caliente. Los shocks térmicos a los que se exponen nuestra carrocería pueden ser más perjudiciales que la suciedad. Si eres de los que pasa el verano en la playa, retira la arena con frecuencia ya que es un elemento abrasivo y puede acabar con la chapa y pintura del coche.

Ojo con el salitre

El salitre costero puede llegar a ser muy corrosivo. Si no tomamos las precauciones necesarias, puede que nuestro vehículo se convierta en una chatarra con ruedas que saldrá caro repararlo en el taller de carrocería. El salitre no solo carcome la carrocería, sino que también es el responsable de daños en el interior del vehículo e incluso del motor. Para cuidar la carrocería del coche, si vas a la playa, lávalo rápidamente de forma manual con agua y jabón para evitar que el salitre se quede impregnado en ella.

Retirar los Insectos de lunas y carrocería

En verano, los insectos hacen acto de presencia y son un clásico en las lunas de nuestro coche. Para mantener nuestro coche a punto, deberemos limpiar con frecuencia las lunas, recurriendo incluso a la limpieza manual en lugar de tirar de limpiaparabrisas. Para eliminar los mosquitos de la carrocería, deberemos ablandar la zona con agua antes de aplicar cualquier producto de limpieza. Una solución es dejar una toalla mojada en la zona más afectada durante la noche para ablandar bien todos los restos de insectos.

Revisar los golpes y arañazos

Si tu coche presenta golpes o arañazos, pasa por el taller de chapa y pintura para repararlas antes de visitar las zonas costeras. Estos golpes pueden considerarse como heridas abiertas que fomentan la corrosión de la carrocería.

Soluciones para proteger la carrocería del sol

Cómo si de una crema solar se tratase, en Carrocerías San Ignacio, tu taller de coche en Bilbao, podemos someter a tu vehículo a un tratamiento de cera para protegerlo de la radiación ultravioleta. Recomendamos aplicar este tratamiento al inicio del verano y antes del invierno.

La importancia de arreglar un bollo de la carrocería antes de pasar la ITV

Según el último informe publicado sobre la ITV, el número de vehículos que no pasa la ITV a la primera por problemas de chapa ha crecido cerca del 30% en los últimos 5 años. ¿Has revisado la carrocería de tu vehículo?

Reparar los bollos de la carrocería no es un tema estético, es un tema de seguridad. Un golpe de chapa debe arreglarse cuanto antes en el taller de chapa y pintura. Cuanto antes se repare, menos costosa será la reparación y evitaremos problemas con la ITV.

Y es que el número de vehículos que no pasa la ITV crece año tras año. En el Manual de Procedimiento de Inspección de las ITV existe un apartado específico para la carrocería: “Acondicionamiento Exterior, Carrocería y Chasis”. Prueba de ello es que los defectos de carrocería leves aumentaron un 12,4% frente a los datos de 2016 y los defectos de carrocería graves, aumentaron un 14,6% según el Ministerio de Industria.

La carrocería no es sólo una faceta estética del vehículo es su barrera de defensa frente a terceros. El óxido puede convertirse en nuestro mayor enemigo y acabar por tener una avería de mayor calado. La carrocería influye también en el consumo o la aerodinámica y en la seguridad del conductor. De ahí, que sea uno de los ítemes que se revisa en las ITV. Visitar el taller de chapa y pintura a tiempo puede ahorrarnos futuros quebraderos de cabeza.

¿Qué aspectos de la carrocería revisan en la inspección?

Según el manual de las ITV, el inspector técnico valora del estado de la carrocería aspectos como la presencia de óxidos, perforaciones o desperfectos; la existencia de aristas vivas o cortantes; anclajes de portacontenedores inexistentes o deteriorados; fijación del paragolpes defectuosa o entradas de humos al espacio de los ocupantes. Estos criterios suelen ser difíciles de medir, pero la corrosión y la aparición de óxido siempre penalizan.

Por eso, te aconsejamos que antes de pasar la ITV te acerques a Carrocerías San Ignacio tu taller de chapa y pintura en Bilbao para poder solucionar a tiempo pequeños golpes. Olvídate de la cinta aislante para tapar bollos y déjate asesorar por un taller de coches profesional.

¿Qué coche comprar para acudir menos al taller mecánico?

A la hora de decidir comprar un coche prima no sólo su diseño, su consumo, … sino también su fiabilidad. Una forma de acudir menos al taller mecánico es sin duda comprar un coche fiable. De esta forma, solo tendrás que acudir para pasar los mantenimientos.

Las marcas alemanas y japonesas a la cabeza

La marca más fiable según el informe de la OCU Los coches más fiables, es el fabricante japonés Lexus. En la siguiente tabla podemos ver el ranking establecido por la OCU. Si eres de los que compraste un Alfa Romeo, un Chrysler o un Dodge, seguramente deberás visitar el taller mecánico con más frecuencia de la deseada. El grupo FIAT no sale bien parado en esta encuesta.

Fuente:OCU

¿Cumplimos con las revisiones del taller mecánico?

El mismo informe de la OCU indica que el 97% de los encuestados siguen el calendario de mantenimiento del vehículo indicado por el fabricante durante el periodo de garantía y el 90% sigue realizando los mantenimientos periódicos en el taller mecánico una vez finalizada la garantía. Por tanto, los problemas detectados en los vehículos no suelen deberse a una falta de atención por parte de los conductores en los mantenimientos.

Las averías más frecuentes

Las avería más frecuentes en el taller mecánico son los inyectores y válvula ERG , los navegadores desfasados, el alternador o la cadena de distribución. Según la OCU, Las averías más habituales son los fallos eléctricos con un 19%, seguidas de los problemas de frenos y electrónica con un 8%.

Toyota lidera la mayoría de los segmentos

En los segmentos específicos, los coches que menos visitan el taller mecánico vienen liderados por la marca japonesa. En la clasificación modelo a modelo, Toyota es el rey ya que varias de sus versiones lideran cuatro de las cinco categorías: Yaris (en los utilitarios), Auris (en los compactos), Toyota Prius (Berlinas) y RAV 4 (en los SUV o todocaminos).

En Carrocerías San Ignacio esperamos verte en tus revisiones periódicas para el mantenimiento de tu vehículo. Sin embargo, si tienes cualquier problema, estaremos encantados de poder ayudarte porque somos tu taller mecánico en Bilbao.

¿Quieres acudir al taller lo menos posible? Corrige tus hábitos de conducción

trucos para no pasar por el taller mecanico

Ninguno estamos a salvo de que nos deje el coche tirado o sufrir un accidente de chapa que nos obligue a pasar por el taller mecánico. Sin embargo, unos buenos hábitos de conducción harán que los componentes de nuestro coche se mantengan en buen estado durante más tiempo.  

¡Te detallamos 4 malos hábitos que deberá evitar si no quieres visitar el taller de coches antes de tiempo!

Mover la dirección con el coche parado

Mientras esperamos a un semáforo o en los inevitables atascos, hay quien mueve el volante del coche con el coche parado. Este simple gesto, puede acabar afectando a la suspensión del vehículo y al desgaste de los neumáticos. Ten además en cuenta que al aparcar también puedes hacer este gesto. Procura aparcar en movimiento y reduce las posibilidades de pasar por el taller mecánico.

Conducir con la mano en la palanca de cambios

Para empezar, recuerda que la normativa exige conducir con las dos manos en el volante por lo que solo por eso, debieras cambiar este hábito. Si este hecho no te basta, ten en cuenta que este gesto puede provocar el desgaste de algunos elementos de transmisión o desajustes en la palanca de cambios. El resultado: una visita al taller mecánico antes de tiempo.

Aparcar en la acera o pegados al bordillo

En ciudades donde los sitios para aparcar escasean, resulta tentador aparcar en ese hueco estrecho que queda libre… ¡Ojo con aparcar encima de la acera! Los primeros que se verán afectados son nuestros neumáticos que pueden sufrir cortes o abultamientos que acaban acortando su vida útil. Otro problema de los bordillos para nuestro coche es la carrocería. Aparcar encima de la acera puede hacernos colisionar con papeleras, farolas o bolardos que quedan fuera de nuestro alcance. Este gesto nos obligará a pasar por el taller de chapa y pintura o taller de carrocería.

Circular en Reserva

Ya sea por la pereza de parar a repostar o por esperar a una deseada bajada del combustible, son muchos los conductores que conducen varios kilómetros con el depósito en reserva. Aunque el coche está preparado para tirar de la reserva, abusar de ello puede provocar problemas en el sistema de inyección del motor y en el filtro de combustible. Además, pueden entrar impurezas en el motor, con la consiguiente visita al taller de coches.

En Carrocerías San Ignacio, taller coche Bilbao, esperamos recibir tu visita siempre y cuando tu avería no haya sido fruto de un mal hábito.

Cuidados para la carrocería con la llegada del buen tiempo

Aunque parecía que no iba a llegar nunca, el buen tiempo empieza a dejarse ver en Bilbao.  El buen tiempo invita a escapadas y con suerte a las playas. En nuestros desplazamientos en coche, la carrocería es el elemento que más sufre con los elementos externos.

Aparcar a la sombra de un árbol para evitar que nuestro coche parezca un horno, suele ser nuestra opción preferida. Sin embargo, deberemos tener cuidado al escoger bien la sombra ya que puede ser peor el remedio que la enfermedad. Las resinas de los árboles por no hablar de los regalitos de las aves que pueblan los árboles pueden degradar y corroer la chapa y pintura del coche. Si no quieres pasar por el taller de carrocería, busca una sombra a buen recaudo. ¡Elije tejavanas a sombras de pino!

En carretera, otro de los inconvenientes que trae el buen tiempo para nuestro vehículo es la presencia de insectos. Estos últimos pueden convertirse en un auténtico engorro y hacernos perder visibilidad. El limpiaparabrisas no suele ayudar en muchos casos y puede llegar a estropear las gomas. Para hacer frente a los insectos pegados a la luna del coche, es mejor parar en una estación de servicio y limpiar manualmente el cristal.

Nuestra recomendación para evitar tener que pasar por el taller mecánico es lavar de forma periódica, una vez a la semana, por ejemplo, para eliminar cuanto antes la presencia de insectos, resinas o excrementos. Recuerda que el calor favorece la corrosión y que cuanto menos tiempo estén esos residuos en tu carrocería menos visitas tendrás que hacer al taller de carrocería y pintura.

¿Tienes dudas? En Carrocerías San Ignacio, tu taller coche Bilbao, te asesoramos sobre cómo mantener a punto tu vehículo.

¿Qué se esconde detrás de la pintura de nuestro coche?

El color del vehículo es quizás uno de los elementos más característicos a la hora de comprar un coche. Sin embargo, la pintura no es solo un elemento estético más del vehículo es su principal capa protectora.  Desde que la carrocería entra en la cadena de montaje hasta el resultado final, el vehículo pasa por una serie de procesos que le confieren una protección contra la oxidación y las inclemencias del tiempo.

En el taller de carrocería San Ignacio trabajamos los diferentes procesos de pintura para conseguir que tu coche luzca perfecto, pero siempre cuidando que la pintura cumpla su función de protección.

El primer proceso que se realiza es el proceso de fosfatado. Mediante esta técnica, un depósito de óxido queda adherido al metal base protegiéndolo contra la oxidación. El siguiente proceso al que se ve sometido es la cataforesis. Se introduce en una cuba la carrocería para poder llegar a todos los recovecos de la chapa. La pintura está cargada eléctricamente lo que hace que se adhiera con gran facilidad.

Estos pasos necesarios son previos a la pintura definitiva del vehículo y lo preparan para la fase de pintado final. En este momento, se lava la carrocería del vehículo, se seca y se sellan todas las juntas.

A partir de este momento, estos procesos se realizan en fábrica para la entrega del vehículo nuevo, pero pueden realizarse para un cambio de color en los talleres de chapa y pintura.

Una vez listo el coche para recibir la pintura definitiva, se aplica una imprimación y relleno que garantiza la adherencia de la capa de pintura final. El último paso es aplicar la capa de pintura final que define el color del coche. Este tipo de pinturas pueden ser tanto monocapas como bicapas en función del tipo de vehículo.

El último paso a realizar para terminar la fase de pintura que se realiza en nuestro taller mecánico en Bilbao es la aplicación de cera para evitar que el agua, la humedad y el resto de inclemencias meteorológicas lleguen a la pintura.

En Carrocerías San Ignacio, taller coche Bilbao, te aconsejamos sin compromiso sobre el proceso de pintura que mejor se adapta a tu vehículo como especialistas en chapa y pintura de Bilbao. ¡Te esperamos!

Golpe chapa y pintura

Según un estudio de la UNESPA (Asociación Empresarial del Seguro), el 2017 cerró con la cota más alta en los últimos 7 años en golpes de chapa.

El año pasado se produjeron un total de 1,91 millones de accidentes leves de tráfico lo que supone un incremento interanual del 3,14%. Los accidentes de chapa y pintura son típicos del tráfico urbano por lo que generalmente en tiempos de crisis estas cifras decrecen. En tiempos de bonanza, las cifras repuntan.
En lo referente a nuestra comunidad, Euskadi es una de las tres comunidades donde la siniestralidad en relación al tamaño de su población es más baja junto con Aragón y Ceuta. Además, los golpes leves varían en función de la época del año y del día de la semana. En época de vacaciones se producen menos golpes de chapa y pintura ya que estos golpes son típicos del tráfico en ciudad. Así, agosto y diciembre se presentan como los meses con menos siniestros de este tipo.
En cuanto a los días de la semana, en Bizkaia los días de mayor siniestralidad son los viernes (134 golpes de media) y los lunes (124 golpes de media). Estos datos son un reflejo del comportamiento colectivo de la gente.
Si eres de los que te ha tocado sufrir un golpe de chapa estos días, recuerda acudir a tu taller de carrocería o taller mecánico para que el golpe no vaya a más. En Carrocerías San Ignacio, taller de coches Bilbao te asesoramos sobre el golpe de chapa sufrido.


Para este 2018, son muchas las expectativas centradas en la evolución de los coches autónomos. La forma de producir, comercializar y reparar los vehículos se verá afectada por la introducción de estos nuevos vehículos. La conectividad y la conducción autónoma son por tanto los grandes retos a los que tendrán que hacer frente los talleres mecánicos y en último término los conductores.

Uno de estos retos afectará especialmente a los talleres de carrocería ya que entre otras cosas la conducción autónoma supondrá una reducción de la siniestralidad. Sin embargo, la conducción autónoma incluso en su nivel superior no eliminar el factor humano del todo ya que siempre existe la posibilidad de pasar a manual.

Además de las posibles colisiones, todos los sistemas de ayuda a la conducción presentes en los vehículos de hoy en día montados tanto en carrocerías como en las lunas ya necesitan y necesitarán aun más de un mantenimiento y reparación.

Del mismo modo, los vehículos sean autónomos o no, no están libres de las inclemencias del tiempo por lo que tarde o temprano tendrán que visitar el taller de carrocería. Tampoco podrán evitar las ráfagas de viento responsables de la caída de objetos, los efectos del salitre, ni al inevitable paso del tiempo.

El coche autónomo reducirá la demanda de reparaciones de grandes colisiones, pero creará otro tipo de mantenimientos que serán el día a día de los talleres mecánicos. En Carrocerías San Ignacio, taller de coches de Bilbao, trabajamos día a día para estar preparados para todos estos cambios.